De llama muy estable, tienen que ser alimentados con mezclador aire-gas o venturi de alta presión, pueden ser con encendido manual, eléctrico y bujía detectora de llama por ionización.